EL ALAVES SUEÑA CON TUMBAR AL MEJOR EQUIPO DEL MUNDO.

Afición Alavesa.
Nada es imposible y el técnico alavesista, Natxo González, puso ayer las cosas claras: “Si salimos sólo a disfrutar del momento, nos meterán ocho o diez”. Y como nadie quiere eso, y menos que nadie los jugadores, habrá que salir a ganar. Si ésa es efectivamente la actitud, la de esta noche será una bonita noche de fútbol en Mendizorroza.
El Barça llegará esta mañana, martes, a Foronda con un conjunto de futbolistas que dista mucho de ser el temible combo que ha dominado el fútbol mundial en los últimos años. No estará Messi, que este mismo lunes recogía el Balón de Oro; ni Xavi, ni el portero Valdés. Tampoco Pedro ni Jordi Alba. Pero sería muy temerario infravalorar a aquellos que sí pisarán Mendizorroza, por mucho que algunos procedan del filial barcelonista. Estarán veteranos como Mascherano, peligrosos delanteros como Tello y nada menos que cuatro campeones del mundo, Busquets, Cesc, Iniesta y Villa. El Alavés tirará de lo que tiene, que ya es bastante después de las últimas bajas como la del delantero Negredo. Pero contará con el aliento de una grada repleta y, también, de media España, al menos de la afición madridista.
Media España, con los albiazules
Caen simpáticos los modestos cuando se enfrentan a los grandes. El Alavés, un club con historia, está hoy en esa posición de ‘pequeño’ frente al que posiblemente sea el mejor equipo del mundo, aunque este título habrá que aparcarlo por unas horas dadas las bajas significativas que el Barcelona mostrará en Mendizorroza, con Messi, Xavi, Puyol, Piqué o Valdés a la cabeza de los ausentes. Los albiazules sentirán esta noche en el cogote el aliento y el impulso de media España, de aquélla expresamente alavesista y de toda la galaxia merengue. Y es que nada celebrarían más los madridistas que una derrota de su eterno rival en el cómputo de la eliminatoria entre Mendi y el Camp Nou.
El Alavés, que se ha jugado los cuartos desde 1921 en casi todas las categorías del fútbol español, está hoy entre esos equipos simpáticos, que caen bien, como aquel Mirandés de la campaña pasada, espejo en el que muchos mirarán a los alaveses si consiguen el pase frente al Barcelona. No sería la primera vez que al menos media Península mira con una sonrisa a los albiazules. Ya ocurrió en la gloriosa campaña de la UEFA que terminó con la injusta derrota en Dortmund frente al Liverpool. El Alavés fue entonces el preferido por todos.
Por eso la ciudad está ilusionada con el choque hasta el punto de agotar el taquillaje en Mendizorroza, que volverá a vestirse de gala para un gran encuentro de fútbol. Y por eso el equipo, en lo deportivo, se conjura para resistir, para dejarse ver, para no sucumbir ante esa máquina de hacer fútbol que es el actual Barcelona. El Alavés no quiere que le entre la pájara y sabe lo complicado que es ganar la etapa, pero al menos intentará lucirse en una escapada. Quiere luchar, aguantar, resistir y brindar el mejor espectáculo a su grandísima afición e intentar dar la campanada, poner las cosas difíciles al actual campeón de la competición.
 BETI ALAVES!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s