UN LUGAR PARA LOS OSADOS

Después de un largo periodo de peleas, discusiones y peloteras monumentales entre los jóvenes que practican el Skate y la policía de la ciudad de Ibagué, por fin se dio una elegante tregua a este problema que tenía cansado a más de uno.  Y es que estos jóvenes desde hace algunos meses se habían tomado por completo el remodelado parque Murillo Toro para hacer practica de su deporte. El alcalde enfurecido por semejante atrevimiento decidió probar el aguante de los chicos y las chicas mandándoles a la policía para desalojarlos de hermoso parque que según creía él, no era para esas prácticas extremas.

Ni el alcalde logro su cometido de desalojo ni los jóvenes lograron estar en paz para practicar su skate. El asunto paso de ser un simple conflicto entre jóvenes “irreverentes” y policías “altaneros” excedidos en poder, para tornarse en un complejo enredo de puños, golpes y señalamientos indiscriminados que iban desde vándalos hasta criminales.  

Como siempre, en medio de semejantes problemas, aparece un grupo de jóvenes juiciosos que deciden hablar con el alcalde para buscar una solución a esta situación tensa. El alcalde accedió a conversar y permitió escuchar propuestas. Y aunque parezca inverosímil, la luz de un acuerdo apareció en menos de tres días, los jóvenes habían llegado al corazón y bolsillo del Sr Alcalde y el sr Alcalde se dio la oportunidad de ver a esos jóvenes más allá de los prejuicios, y sin querer queriendo se vio mirando no con ojos de mandatario autoritario sino con los nobles ojos de un padre.

 

El asunto concluye como un cuento extraño que contienen como tres o cuatro moralejas. Un alcalde bonachón que no solo termina cediendo a los retos de los jóvenes skates sino que decide construir un Skate Park, el primero en la ciudad, y que rompe el esquema simple de que lo único que se juega por acá es el futbol y nada más. Unos jóvenes que creyeron que la intransigencia solo desemboca en allanar un camino inevitable hacia un conflicto interminable. Líderes juveniles que golpean puertas, que se levantan con propuestas y que son fieles a sus instintos pero trascendiendo a la obsoleta violencia como recurso para alcanzar sus fines, y van más allá, dándole lugar a la creatividad para solucionar los atolladeros actuales en los que los jóvenes saben meterse.

 

Para finalizar esta historia, que al parecer tiene un conclusión feliz, muestra la construcción de un lugar para skates, donde nadie los molestan, donde tiene la libertad de saltar, gritar y bueno, hay que decirlo, golpearse la cabeza durísimo, pero en fin, esta situación demostró como los jóvenes de Ibagué se están empoderando de sus derechos, demostrando que en este país aún se puede llegar a acuerdos sin la necesidad de matarnos como locos.

Grupo de liderazgo Juvenil sector Alamos - Ibagué
Grupo de liderazgo Juvenil sector Alamos – Ibagué

IMG_2180 IMG_2188 IMG_2215

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s